COLUMNA TORACOLUMBAR

En la región torácica, la médula espinal ocupa cerca de la mitad de la columna cervical.

Las fracturas y luxaciones (dislocación) de la región lumbar necesitan mayor desplazamiento que las de la zona torácica.

EXPLORACIÒN

Si se sospecha lesión medular, debe explorarse al paciente en la posición en la que se le encontró. Después de una rápida exploración neurológica para valorar el estado motor y sensorial, debe retirarse la ropa para inspección detallada.

Se manipula con suavidad al sujeto hasta el decúbito lateral (acostado de lado, ya sea izquierdo o derecho) para palpar cada vértebra en busca de dolor.

Se investigan movilidad, sensibilidad y reflejos y la función de los músculos intercostales y abdominales.

La pérdida total de funciones motoras y sensoriales, incluyendo sensibilidad perianal, durante las primeras 24 horas después de la lesión indica daño medular completo.

TIPOS Lesiones estables

Flexión

Las lesiones de la columna toracolumbar en flexión que resulta en fracturas en cuña por compresión son frecuentes y estables. Estas lesiones son dolorosas y el tratamiento consiste en hospitalizar durante unos días para reposo en cama y observación. Se sugieren analgésicos, un corsé y deambulación temprana (caminar rápidamente después de alguna intervención).

Flexión lateral y extensión

Las lesiones por flexión lateral y extensión son raras en la región toracolumbar.

Compresión vertical

1. Protrusión (abombamiento) del disco hacia la placa terminal vertebral: Ocurre en paciente joven. Son fracturas estables y no hay daño neurológico. El tratamiento incluye algunos días en reposo en cama y corsé durante unas semanas.

2. Fractura por estallamiento: Es estable, puede haber daño neurológico. Si no hay afección neurológica el tratamiento es reposo en cama hasta que desaparezcan los síntomas agudos. Se recomienda un aparato para conservar la columna en extensión durante tres y cuatro semanas. Si existe daño neurológico, deben retirarse los fragmentos del conducto neural. En necesario estabilizar con barras, placas o injertos óseos para evitar la inestabilidad después de la descompresión.

Lesiones inestables

Lesión en rotación y flexión

Puede ocasionar fractura luxación con gran inestabilidad. Debe manipularse con cuidado al paciente para proteger la médula espinal y las raíces.

Estas fracturas con luxación suelen presentarse en la región transicional de T10 a L1 (vertebras especificadas por región anatómica) , acompañadas con frecuencia con pérdida neurológica.

Fracturas por cizallamiento

Una vértebra puede desplazarse en sentido anteroposterior y lateral por un traumatismo violento.

Si la lesión ocurre en la región torácica, lleva a paraplejia total. Aunque la fractura en la región lumbar es muy inestable, no suele haber daño neurológico por el gran espacio libre del conducto neural en esta zona.

Estas fracturas se tratan igual que las lesiones por flexión y rotación.

Artículos Relacionados:

Fractura de la Meseta tibial

Fractura de coxis: ¿ Qué es?

Espondilosis y espondilolisteis

Nuestros servicios:

Hernia de disco 

Medicina del deporte

Neurología padecimiento y tratamiento