¿Qué es el menisco?

Lesión en meniscos: El menisco un tejido conjuntivo duro y elástico que recubre los cóndilos femorales, es decir, es el cartílago que se encuentra en el medio de la rodilla el cual evita que el fémur y la tibia se rocen. Existen 2 meniscos: el menisco medio que se encuentra dentro de la rodilla y el lateral que se encuentra fuera de ella. La función de estos está estabilizando la articulación en todos los movimientos y limita la rotación interna y externa de la rodilla.

Etiología

Hay una serie de factores que facilitan la lesión en los individuos que pueden encontrar la obesidad, escaso desarrollo muscular, deviaciones estáticas del eje de la pierna, laxitud ligamentosa, giros repentinos de la rodilla, degeneración por edad y la práctica incorrecta de algún deporte. La mayoría de las lesiones de menisco tienen lugar cuando la rodilla se encuentra flexionada.

Diagnóstico

Al realizar la exploración se presenta dolor en la rodilla tanto a la palpación como la realización movimiento, bloqueo de movimientos, a veces derrame articular, chasquido, inflamación de la sinovia, atrofia (disminución de su tamaño) en músculo cuádriceps limitación de la funcionalidad de la rodilla; sobre todo al correr o bajar escaleras. Es importante identificar en donde se encuentra la lesión, es decir, cuando se encuentra en el menisco lateral, dolerá la parte externa de la rodilla y si se encuentra en el menisco medial el dolor será en la parte interna de la rodilla. La lesión de los meniscos provoca inestabilidad articular y más tarde se desvía y desgarro del cartílago.

MeniscosExisten diversas pruebas para determinar si hay una lesión de meniscos entre las cuales se encuentran: la de flexión y extensión simple, flexión y extensión con aducción y abducción de la pierna, flexión y extensión con rotación interna y externa y flexión y rotación bajo carga de peso (se realiza de pie).

Tratamiento

Dentro del tratamiento incluye la utilización de hielo, compresión y elevación de los miembros inferiores. Hay que evitar realizar movimientos que hagan más fuerte el dolor como ponerse de cuclillas o subir peldaños, realizar estiramientos y potenciar los músculos cuádriceps con una serie de ejercicios isotónicos (elongación de fibras musculares) y isométricos (sin elongación de fibras musculares) de cadena cinética cerrada y también abierta. También puede utilizar la electroterapia con interferencias con el fin de disminuir el dolor, la inflamación y fortalecer los músculos. La mayoría de las lesiones de meniscos son quirúrgicas.

Nuestros Servicios

Medicina del deporte

Tratamiento para la Ciencia

Neurología

Artículos relacionados

Lesión en meniscos

Rehabilitación en marcha

Luxación de la articulación coxofemoral