Lumbalgia causas: La lumbalgia es el conjunto de síntomas que causan dolor en la parte inferior de la espalda, puede deberse a múltiples factores como un esfuerzo en una sobrecarga muscular y el mar en las actividades deportivas, o incluso por la espera demasiado tiempo sentado o conduciendo, la cual impide la movilidad normal del paciente.

El dolor lumbar puede ser desencadenado por un esfuerzo, por una mala posición. Si su duración es menor de tres meses se trata de una lumbalgia aguda, si la duración es mayor se considera crónica. El origen del dolor es debido a las alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral los ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras. El 90% de los casos de origen muscular, y puede tratarse mediante ejercicios y reposo moderado. El 10% restante puede deberse a consecuencias de otras enfermedades.

La columna tiene como función:

1.- Soporte de cabeza, órganos torácicos y abdominales (columna dorso lumbar).

2.- Proporcionar movilidad, principalmente en Columna Cervical, que permite amplio rango de movimientos de cabeza y columna lumbar permite movimientos en flexión, extensión y rotaciones.

3.- Protección de estructuras neurales (médula espinal y raíces nerviosas).

Es necesario conocer anatomía y biomecánica (es un conjunto de conocimientos que estudia los modelos, fenómenos y leyes que sean relevantes en el movimiento y equilibrio).

  • El Dolor Lumbar se puede clasificar en 2 grandes grupos:

1.- Dolor Lumbar Mecánico: Dolor que aumenta con movimiento y disminuye con reposo, tiene su origen en alteraciones de las estructuras vertebrales o paravertebrales de columna vertebral (pilar vertebral anterior, pilar posterior vertebral, ligamentos y musculatura paravertebral) o sobrecarga funcional o postural de los elementos que forman la columna vertebral. No existe dolor nocturno; generalmente hay sobrecarga funcional y postural.

2.- Dolor Lumbar no Mecánico: Dolor diurno y / o nocturno, no sede con reposo y puede alterar sueño. Se debe un

  • Enfermedades inflamatorias.
  • Infecciones.
  • Tumores. (Sarcomas).
  • Enfermedades Reumatoides.

En la mayor parte de los casos se inició de forma aguda, y se puede relacionar con un acontecimiento específico.

– Empeora con movimiento.

– Mejora con el reposo.

– Puede empeorar con decúbito y mejorar cuando se adopte posturas adecuadas.

– No despierta al paciente en noche.

Para poder realizar un diagnóstico médico de la enfermedad se debe valorar al paciente con la finalidad de identificar qué tipo de dolor se presenta y dar un adecuado tratamiento según el caso. Se debe observar el grado de afectación del estado general y la movilidad espontánea del paciente. Con paciencia de pastel:

  • Inspección de postura de espalda en reposo: observar la postura, y descartar posibles alteraciones de alineación: lordosis, escoliosis, etc. (enfermedades por mala postura).
  • Observación movimientos activos: Flexión anterior del tronco, extensión, flexiones laterales, rotación. (Movimientos de columna vertebral)
  • Palpación de estructuras espinales, paraespinales, lumbares y dorsales.
  • Identificar puntos dolorosos, anomalías de alineación y existencia de contractura muscular.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

  • Dolor en zona lumbar.
  • Irradiación del dolor hacia las piernas.
  • Dolor intenso al ponerse de pie y intentar caminar.
  • Limitación dolorosa a movilidad.
  • Sensibilidad dolorosa en una o varias apófisis vertebrales.
  • Contractura muscular paravertebral.

TRATAMIENTO

A veces el dolor de espalda aparece por encima de la cadera por las posturas inadecuadas mantenidas, los movimientos inadecuados durante el trabajo, la debilidad muscular , por tanto el paciente debe aprender un cuidar su espalda para disminuir el dolor y evitar las recurrencias. Para ello son fundamentales realización de ejercicio terapéutico y normas de higiene postural.

EjerciciosEJERCICIOS TERAPÉUTICOS.

EJERCICIOS DE WLLIAMS. Estos ejercicios se proponen reducir el dolor en la parte inferior del dorso estirando los músculos que la flexión la columna lumbo-sacra y estirar los extensores del dorso. Tales ejercicios se realiza realizar diariamente y no hay ejercitar más allá del punto del dolor. Se realizan diariamente, comenzando por 10 repeticiones y aumentado en cada día, hasta alcanzar un máximo de 25 repeticiones diarias de cada ejercicio; poniendo especial énfasis en realizar cada ejercicio con una buena sincronización respiratoria.

Nuestros Servicios

Medicina del deporte

Tratamiento para la Ciencia

Neurología

Artículos relacionados

Lesión en meniscos

Rehabilitación en marcha

Luxación de la articulación coxofemoral