La tendinosis es una degeneración en el tendón producida por pequeñas lesiones. En el tendón se producen pequeños desgarros o roturas que, al cicatrizar, dejan el tejido más débil. Una complicación de la tendinosis es la es la rotura del tendón, que se suele producir de forma espontánea. En estos casos se origina dolor intenso y la incapacidad para realizar algunos movimientos.

A causa de su gran tamaño el tendón de Aquiles es más frecuente de lesionarse de forma crónica y aguda, así como también debido a la demanda funcional y constante y durante la marcha por su escasa vascularización.

Se desconoce su patogénesis exacta la tendinosis aquilea afecta con mayor frecuencia a los deportistas que corren medias o largas distancias, El paciente nos refiere dolor localizado en el tendón, entre 2 y 6 cm proximal a su inserción en el calcáneo, y se palpan nódulos en el seno del tendón. Este dolor puede aparecer durante el ejercicio o la marcha normal.

Al momento de la exploración física al pedirle al paciente que realice una Dorsiflexión pasiva y una flexión plantar resistida provoca dolor excesivo.

Su forma de tratamiento es mediante ejercicios de estiramiento añadiendo ejercicios de fortalecimiento excéntricos cuando el dolor disminuye con el alargamiento del músculo mientras se produce la fuerza, debido a que el tendón está sometido a este tipo de tensión durante la carrera.

El estiramiento de la mariposa es muy efectivo consiste en que el paciente se siente en el suelo con las plantas de los pies juntas y las rodillas flexionadas y va a dejar que estas se relajen en el suelo. Y con las palmas de las manos se va realizar un masaje desde las rodillas hasta la ingle de 15-20 veces.

La acción del ejercicio excéntrico sobre el área de neovasos con desaparición de la vascularización y la normalización del tendón pueden ser responsables de los buenos resultados clínicos.

Se deberán realizar movilizaciones de la articulación tibiotarsiana (flexión plantar y extensión dorsal) 10 sesiones de 20-30 minutos, fortalecimiento isométrico de la musculatura flexora dorsal del pie, fortalecimiento isométrico de la musculatura flexora plantar, ejercicios de fortalecimiento isométrico para la eversión e inversión del pie, movilizaciones de los dedos de los pies.

*Tras la primera semana, ligera flexión dorsal activa en la articulación tibiotarsiana, flexión plantar pasiva.

Artículos Relacionados:

Pubalgia: ¿Cómo se diagnóstica?

Médula Espinal: Tipos de lesiones

Artrosis: ¿Cómo se identifica?

Nuestros servicios:

Medicina del deporte

Tratamiento Para La Ciática

Tratamiento para Lumbalgia